Edificios sostenibles: beneficios para la salud y el medioambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Edificios sostenibles: beneficios para la salud y el medioambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin


Cuando pienso en los edificios sostenibles me viene a la cabeza la visita que realicé a la Alhambra de Granada un mes de agosto. El calor que hacía era agobiante. Entramos en el Patio de Los Leones. El mármol y la presencia de agua de las fuentes generaba un microclima que hacía más fresca la visita de aquella estancia. Debíamos seguir con nuestro recorrido y encontramos otros espacios con presencia de fuentes, pero ninguno resultó tan fresco como aquel Patio de Los Leones.

La Alhambra empezó a construirse en el siglo XIII. Imagino que por aquél entonces no se plantearon construir un edificio sostenible. Ni siquiera el término debía existir. Tampoco se disponía de sistemas complejos para el control ambiental. Aún así, este conjunto arquitectónico se adapta al clima de la ciudad y cuenta con una serie de recursos básicos para regular la temperatura creando un microclima excelente en sus interiores. Con sentido común. Sin materiales complejos. Utilizando la luz, el agua y la geometría.

Unos cuantos siglos más tarde, cuando hablamos de arquitectura sostenible hacemos referencia a una gran variedad de principios. En este post introducimos las características generales y sus beneficios a grandes rasgos. En próximas entradas analizaremos los conceptos en detalle.

edificios sostenibles

¿Qué entendemos por edificios sostenibles?

Cuando hablamos de edificios sostenibles hacemos referencia a todas aquellas construcciones que tienen en cuenta las condiciones climáticas de su entorno. Además, este tipo de “edificios verdes” aprovechan los recursos naturales para que su impacto ambiental y consumo energético sea mínimo.

Los edificios sostenibles son aquellos cuyo diseño y funcionamiento están basados en un principio circular, aquél que tiene en cuenta todo su ciclo de vida. Para que esta definición sea de éxito debe tenerse en cuenta la fase inicial de diseño del proyecto, continuando con su construcción y uso hasta llegar a su demolición donde las materias primas que lo formaban regresan al medio en forma de residuos.

Cómo diseñar arquitectura sostenible

Cualquier edificio debería plantearse como una oportunidad para conseguir optimizar el consumo energético y reducir el impacto en el medioambiente más allá de las obligaciones establecidas por las normativas.

Todas las decisiones que se establecen durante el proceso de diseño tienen una implicación directa para conseguir que un edificio sea sostenible: la ubicación, la orientación y forma del edificio, el número y la forma de las ventanas y su orientación para captar luz natural, los materiales elegidos (reciclados, sostenibles, etc.).

Durante el proceso de construcción los materiales utilizados deben ser libres de tóxicos o contaminantes químicos tales como los compuestos orgánicos volátiles (COV).

A lo largo de la vida de un edificio es imprescindible que éste genere el menor gasto de funcionamiento y mantenimiento.

Una vez el edificio llega al final de su vida su demolición también presenta oportunidades para la sostenibilidad gracias al reciclaje de los materiales y residuos obtenidos.

arquitectura sostenible

Beneficios de los edificios sostenibles

A nivel mundial la evidencia sobre los beneficios que aportan los edificios sostenibles es creciente. Éstos proporcionan medios muy efectivos para lograr objetivos a nivel global tales como abordar el cambio climático, crear comunidades sostenibles e impulsar el crecimiento económico.

La arquitectura que utiliza la energía de forma eficiente es de gran interés para inversores. En la actualidad los edificios sostenibles cuentan con beneficios ambientales, pero también con numerosos beneficios sociales y económicos para ocupantes y propietarios. Como consecuencia, éstos se traducen en una rentabilidad superior para quien los mantienen y operan.

Una de las consecuencias del aumento de la renta obtenida y de la reducción de los gastos de funcionamiento es el incremento en el valor del inmueble, algo muy atractivo para posibles futuros inversores.

Los beneficios que te aporta un edificio sostenible se pueden clasificar en tres categorías:

  • Beneficios ambientales:
    • Proteger el ecosistema
    • Reducir el consumo de energía y emisiones de CO2 y conservación del agua
    • Mejorar la calidad del aire, la iluminación y el agua
    • Reducir la cantidad de residuos
    • Conservar y restaurar los recursos naturales
  • Beneficios económicos:
    • Ahorrar en costes de energía
    • Reducir los gastos en uso de agua
    • Ahorrar en el mantenimiento y funcionamiento del edificio
    • Reducir los costes de gestión de los residuos
    • Optimizar el ciclo de vida del edificio
    • Mayor rentabilidad mantenimiento y operaciones
    • Aumentar el valor de la propiedad
  • Beneficios sociales y para la salud: la mejora de la calidad del ambiente interior permite:
    • Mejorar el confort y la salud de las personas creando un ambiente agradable
    • Una buena calidad del aire interior puede reducir el absentismo de aquellas personas que, por ejemplo, sufren alergias respiratorias, asma, estrés o depresión.
    • Mejorar la retención de talento y una mayor felicidad de los ocupantes
    • Mayor productividad de los empleados
    • Entornos libres de químicos dañinos para la salud (éstos pueden estar presentes en pinturas, mobiliario, elementos de acabado, etc.)

La relación entre arquitectura sostenible y saludable

En el post anterior hablábamos de arquitectura saludable. Explicábamos cómo este concepto y el de la sostenibilidad tienen un impacto positivo en el medioambiente y en la salud de las personas.

Si pasamos el 80% de nuestro tiempo en espacios cerrados, cabe pensar que el ambiente interior tiene un impacto directo en nuestra salud. Si consideramos, por ejemplo, la captación de luz natural o la calidad del aire interior y del agua, observamos que estas características que aportan beneficios ambientales también tienen un impacto positivo en la salud de las personas.

En este contexto es importante explicar el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE). Con la crisis del petróleo de 1973 se desarrollaron una serie de estrategias con el fin de reducir el consumo de energía. El uso de materiales con mayor capacidad aislante y cerramientos de fachada más herméticos reducían las pérdidas o ganancias energéticas entre interior y exterior. Como resultado aparecieron edificios herméticos que necesitaban sistemas mecánicos para la ventilación de los interiores. Este hecho junto con los componentes orgánicos que desprendían pinturas, barnices, etc. conllevó a una calidad de aire interior pobre y contaminada. Como consecuencia la salud de los ocupantes empezó a verse afectada.

En oposición a lo que hemos explicado sobre el SEE, los edificios sostenibles cuentan con espacios interiores saludables, más confortables y seguros para los usuarios. De esta forma el porcentaje de personas afectadas por SEE es reducido. Además, los espacios de estas características ayudan a aumentar la capacidad para pensar con claridad, aumentan el rendimiento laboral y mejoran incluso el descanso durante la noche.

Como ejemplo del impacto que pueden tener dichos factores, el estudio de investigación “Health, Wellbeing and Productivity in Offices” del World Green Building Council establece que una mejor calidad del aire interior puede ayudar a mejorar la productividad en un 8-11%. Puedes leerlo AQUÍ.

Cómo cuantificar la sostenibilidad en los edificios

Para evaluar y certificar la sostenibilidad de los edificios existen diversas certificaciones. Éstas se centran en el diseño, la construcción y el uso de los edificios. La obtención de los certificados permite cuantificar la eficiencia de un edificio, su impacto en el medioambiente y en el confort y la salud de los ocupantes.

LEED y BREEAM son las más conocidas y utilizadas a nivel internacional. LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) tiene su origen en Estados Unidos mientras que BREEAM (Building Research Establishment’s Environmental assessment Method) se originó en el Reino Unido. Existen muchas otras de las que hablaremos en futuros posts.

Los edificios que cuentan con estas certificaciones operan bajo una serie de estrategias centradas en los siguientes puntos:

  • El uso adecuado del agua
  • El desarrollo sostenible del espacio libre
  • El uso de energías alternativas y eficientes
  • La mejora de la calidad del ambiente interior
  • La selección correcta de materiales de construcción
  • Una administración apropiada de los residuos de la construcción

Beneficios de las oficinas saludables

oficinas sostenibles y saludablesLa infografía que os presentamos, diseñada por el World Green Building Council, muestra ocho elementos que hacen que un espacio de trabajo sea sostenible y saludable.

En la actualidad en la que la crisis sanitaria derivada del Covid-19 sigue latente, elegir materiales fáciles de limpiar e higiénicos es muy importante. Pronto veremos nuevos lanzamientos en el mercado que respondan a esta nueva necesidad. El uso de materiales respetuosos con el medioambiente, reciclados, materiales naturales de proximidad nos permitirá crear ambientes que además sean saludables.

Promover el uso de la bici como medio alternativo de transporte asegurará la máxima garantía sanitaria. Los edificios de oficinas deberían contar con espacios dedicados al estacionamiento de bicicletas y patinetes, algo que ya sucede en países como el Reino Unido. Además de ser una solución respetuosa con el medioambiente, el ejercicio físico es beneficioso para nuestro bienestar. Hagamos que ésta sea una iniciativa que venga para quedarse.

¿Cuál es el valor económico de los edificios sostenibles?

Cada proyecto es diferente. Por lo tanto, se requiere el estudio específico de las necesidades individuales de nuestros clientes. El compromiso de arquitectos, ingenieros, constructores y clientes es la clave del éxito para conseguir edificios sostenibles. Debemos hacer equipo y comprometernos a seleccionar las mejores opciones disponibles para que el diseño final cumpla con los objetivos de sostenibilidad.

Construir edificios sostenibles puede implicar un coste adicional al inicio del proyecto. Es importante destacar que este coste debe analizarse en el contexto del valor en todo el ciclo de vida del edificio. Quizá pienses que la inversión necesaria para construir de forma sostenible es mucho mayor que la necesaria para cumplir únicamente con lo exigido por la normativa vigente. Debes tener en cuenta que en algunos casos la inversión inicial es mayor, pero a largo plazo la reducción del gasto de consumo y mantenimiento compensan el coste inicial. Por lo tanto, es conveniente considerar la cantidad de ventajas que nos ofrece la construcción sostenible.

Recuerda, no solo reducirás al mínimo la huella que dejará el edificio sobre el planeta, sino que además aumentarás su valor en el mercado.

edificios sostenibles

El primer edificio en el mundo que utiliza el calor del metro para generar energía

Para inspirarte en las posibilidades que te ofrece la arquitectura sostenible te presento el Bunhill 2 Energy Centre de Londres.

Este proyecto, impulsado por el ayuntamiento del distrito de Islington, forma parte de la red creada para llevar energía para la calefacción y el agua caliente de viviendas sociales y edificios públicos del distrito.

Diseñado por el estudio londinense Cullinan Studio, el Bunhill 2 captura el exceso de energía desprendida en forma de calor que proviene del metro. Es un pabellón que cuenta con un gran ventilador subterráneo que extrae el aire caliente de los túneles del metro.

Con esta propuesta el edificio ayuda a reducir las facturas de energía, las emisiones de carbono y la contaminación del aire de Londres.

Un proyecto público que sin duda aporta su grano de arena a reducir el impacto en el medioambiente asociado a la construcción y el uso de los edificios.

Espero que te sirva de inspiración. ¡Gracias por leernos!

 

Tabla de contenidos

Deja un comentario